AMANDA

Comienzo mi propia línea de cerámica de piezas artesanales, por la necesidad de tener menaje para mi uso diario con cosas que realmente me gustan, darme placer en todas mis comidas.

Me encanta trabajar con las manos, moldeo cada pieza dándole sus propias formas, huyendo de los moldes.

El resultado son piezas que transmiten el cariño con el que están hechas de forma única. Su acabado es rústico y siempre las esmalto de blanco para que no haya peleas con los alimentos.