Tatiana Riego Complementos es mucho más que una empresa. Esconde la relación madre e hija.
Tatiana tenía gran interés en la recuperación de objetos gracias a su almoneda, junto con su carrera como interiorista, le dieron como resultado diseñar y realizar su colección de complementos.
Su hija Amanda, vio como su madre con pasión y dedicación creaba y diseñaba con amor y cariño. Ella disfrutaba viéndola y siempre que podía le ayudaba a aportar sus ideas. Ahora han decidido unirse, más fuertes que nunca, reforzando la marca que empezó su madre hace unos años. Nos une el amor por crear.
Nos encanta hacer las cosas bien hechas, sin perdernos en los detalles, jugando y mezclando materiales, texturas y formas.
Nuestra marca de artesanía. Complementos que diseñamos y realizamos a mano de principio a fin. No usamos máquinas, trabajamos cada pieza de forma individual y única, cuidando al máximo cada detalle. Ponemos mucho mimo en cada una de nuestras creaciones. No usamos pegamentos ni materiales perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Estamos felices creando e inventando y esto se puede ver en cada una de nuestras piezas.
Buscamos productos artesanales y de gran calidad para hacer el regalo perfecto. Objetos curiosos, originales y diferentes. Cosas que tu vida o empresa necesita, que te recuerden que es importante que te traten con mimo y que plasmen la esencia de la buenavida de cuidado, amor a la naturaleza y a las buenas costumbres.
Buscamos crear buenas sensaciones, conseguir una sonrisa y regalar emociones.

 

Nuestro taller

Era un precioso día de agosto, hacía calor pero no mucho. Mi madre y yo salimos en la búsqueda de un local para poder trabajar más cómodas. Tras visitar un par de espacios, pasamos por delante de La Fundación con un cartel de SE ALQUILA, mi madre se emocionó y empezó a contarme lo bien que se lo pasó en el antiguo pub, los bailes, risas, amistades e historias…. lo vimos en el momento… era el lugar perfecto en el que empezar a reforzar nuestra aventura.
En un par de meses lo hicimos nuestro, no fue nada complicado ya que lo dejamos tal cual, con una capita de pintara blanca…. mantuvimos la bola de discoteca, la barra, tarima e incluso los grifos de cerveza.
Nuestra idea inicial era tener un espacio de trabajo en el que crear cómodas, pero también un lugar de intercambio, en el que dar talleres, cursos, hacer presentaciones de libros y posibles catas de un buen y rico vino…. pero las cosas del destino y de este dichoso virus nos hizo cambiar el rumbo y actualmente nuestro local está más  enfocado como taller y tienda.

¿Qué es lo que vendemos? 

Obviamente tenemos nuestros maravillosos diseños y creaciones (que os vamos a decir nosotras…. el amor empieza por uno mismo no?) y una pequeña selección de productos artesanales, ecológicos, antiguos o realizados con mucho mucho mimo. Esas cosas que tu vida o empresa necesitan, esos detalles, que te recuerda que es importante que te traten con mimo, que plasmen la esencia de la buenavida, de cuidado, amor a la naturaleza y las buenas costumbres.